21
May

1 Miguel López Munguira.JPG

Las mariposas son uno de los grupos mejor conocidos de invertebrados y España posee una de las faunas más ricas de mariposas entre los países europeos, con un elevado número de especies endémicas y una alta diversidad, especialmente en zonas de montaña como la cordillera Cantabro-Pirenaica, el Sistema Central, el Sistema Ibérico y Sierra Nevada.

 

Así lo puso hoy de manifiesto en IE School of Biology el profesor Miguel López Munguira, del Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid, durante una conferencia titulada “La conservación de las mariposas españolas”.

 

López Munguira señaló que gracias a una importante recopilación de datos, realizada recientemente para la publicación de un Atlas de Mariposas, “tenemos en la actualidad la posibilidad de plantear la conservación de estos insectos con criterios sólidos y utilizando técnicas relativamente sofisticadas”.  De esta manera, aseguró, se puede realizar selecciones de especies y áreas, que permiten afirmar que la mayoría de los mejores espacios para estos insectos se encuentran dentro de la actual red de espacios protegidos.

 

Reconoció que la profusión de datos permite además plantear acciones concretas de conservación de espacios, como las llevadas a cabo en Cantabria a raíz de una petición cursada por su gobierno regional. Tras ello, expuso los espacios que pueden ser añadidos a la red actual por sus valores lepidopterológicos y las especies que son necesarias proteger además de las ya actualmente contempladas en nuestra legislación.

 

Con respecto a las amenazas, el profesor de la UAM destacó como más importantes la destrucción del hábitat y los cambios en el uso del territorio, “sobre todo los que se refieren al abandono de los usos tradicionales agrícolas y ganaderos”, dijo.

 

Subrayó que el cambio climático también constituye un factor a tener en cuenta, “que podría amenazar la presencia en nuestro territorio de algunas especies en un plazo no muy largo”. Por último, López Munguira aseguró que las mariposas constituyen un grupo clave para la conservación de los invertebrados, ya que su presencia y abundancia “son señales de un buen estado de conservación de los ecosistemas naturales” y añadió que “al proteger estos insectos emprendemos acciones que, a modo de paraguas, sirven para preservar otros grupos menos conocidos de invertebrados”.

Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept