5
Jan

FOTO Pedro Olea.jpg

Artículo publicado en el Norte de Castilla el pasado 30 de diciembre de 2008:

 

“Un estudio realizado por el doctor Pedro Pérez Olea, de la Facultad de Ciencias Experimentales de IE Universidad de Segovia, y la doctoranda de la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de León, Patricia Mateo, ha puesto en relación el papel de la ganadería trashumante que habita en vertiente sur de la Cordillera Cantábrica, especialmente en la montaña leonesa, con las aves carroñeras asentadas en este entorno.

 

La principal conclusión de la investigación dirigida por el profesor del campus privado segoviano pone de manifiesto el descenso de la actividad ganadera afectará de forma negativa a algunas especies carroñeras que habitan en el entorno objeto del estudio. En especial, este declive de la cabaña ovina redundará en las aves necrófagas, como alimoches y buitres leonados.

 

En la actualidad, ambas especies suman unas 280 parejas, y los restos de las reses ovinas y vacunas podrían alimentar hoy en día a una cantidad total de 700 buitres diariamente.

 

La disminución de la trashumancia en la alta montaña no sólo perjudica a las aves carroñeras, sino también al oso pardo cantábrico, que hace uso de los restos de las reses para alimentarse. La tesis, está codirigida por el profesor Francisco José Purroy, de la Facultad de Ciencias Biológicas de León.”

 

Leer artículo en la web del periódico:

 

Un estudio codirigido por un profesor de IE alerta de los efectos del declive ganadero sobre las aves carroñeras

Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept